Skip to content

Termomacchine invierte en la impresión 3D para responder a las exigencias del sector del calentamiento por inducción

lee mas
En la foto: Edoardo Furferi (Ventas 3DZ) y Bruno Gili (Presidente de Termomacchine)

Termomacchine utiliza la impresión 3D en el sector del calentamiento por inducción.

La empresa piamontesa opera desde 1976 en el diseño, construcción y venta de sistemas de calentamiento por inducción electromagnética. Gracias a la constante apuesta por la investigación y actualización tecnológica, y para atender las necesidades de un mercado en constante evolución, la empresa ha desarrollado y concretado la idea de adquirir una impresora 3D para ser utilizada en el proceso productivo.

 

3DZ propuso el Markforged X7. La decisión de Termomacchine, bajo la guía experta de la familia Gili, de confiar en la fabricación aditiva en lugar del procesamiento normal, fue el resultado de un análisis cuidadoso, especialmente en los tiempos de ejecución y los costos.

Con la impresora 3D X7, por ejemplo, se creó el cierre frontal para la tapa de una máquina de soldadura por inducción.

La impresión 3D brinda la oportunidad de experimentar con nuevas soluciones sin mover toda la cadena de suministro, lo que reduce significativamente el tiempo y los costos, dice Bruno Gili, presidente de Termomacchine. Muchas piezas que producimos actualmente con impresión 3D -continúa Gili- son las que se produjeron en el taller. El ahorro en términos económicos es considerable con la ventaja añadida de poder disfrutar de la impresora las 24 horas del día, subsanando también urgencias o problemas de cualquier tipo técnico.

Los objetivos conseguidos gracias a la impresión 3D

  • Libertad para experimentar con nuevas geometrías, no practicable mediante el uso de máquinas herramienta;
  • Posibilidad de desvincular la geometría del detalle del coste. El costo lo da el tiempo y el material y no la complejidad de la forma;
  • Evaluación de prototipos preliminares a costos y tiempos reducidos, durante las diversas etapas de diseño;
  • Posibilidad de determinar la sección interna de un componente variando las características mecánicas;
  • Capacidad para combinar múltiples materiales en diferentes capas;
  • Puesta a cero de los tiempos entre la finalización del proyecto y el inicio de la producción de las piezas.

Gracias a Bruno Gili, Alessio Pipoli y Edoardo Furferi

This site is registered on wpml.org as a development site.